Queridos Hermanos:

 

Un saludo fraterno en Dios nuestro Padre

 

En estos tiempos que vivimos como Iglesia chilena y universal, hace mas falta que nunca, una gran participación de niños y jóvenes comprometidos con la Iglesia, que entregue su vida al servicio de los demás.

 

Este compromiso es necesario vivirlo para desarrollar un espíritu de amor a la entrega generosa como lo tuvo Jesús que se entregó por nosotros, por la Iglesia. Debemos decir como María, nuestra madre un Sí rotundo a la entrega salvadora de amor y de misericordia.

 

Pidámosle a nuestro patrono San Tarcisio que al igual que él, entreguemos la vida por Jesucristo eucaristía y que nuestra vida siempre gire entorno a la de nuestro querido amigo Jesús.

 

Un abrazo fraterno y bendiciones.

 

Javier Contreras Marchant

Coordinador Parroquial

Pastoral de Acólitos

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now